Beneficios y contraindicaciones del lino

Beneficios y contraindicaciones del lino
Alimentación

Beneficios y contraindicaciones de las semillas de lino o linaza

La linaza es la semilla de la planta Linum usitatissimum (lino). De la semilla se extrae el aceite de linaza, el cual es rico en ácidos grasos de las series Omega 3, Omega 6 y Omega 12.

Actualmente existen más de 190 tipos de lino cultivado en Norteamérica, norte de África, Europa y Asia.

Se desconoce el origen exacto de la planta original, pero se han recogido semillas en restos arqueológicos de Babilonia de unos 7.100 años a.C.

Las semillas de lino están enriquecidas con algunos de los nutrientes más esenciales y básicos que necesitamos. Proteína, magnesio, calcio, fósforo, lignano entre otros nutrientes y minerales. Los lignanos presentes en este superalimento ayudan a combatir los altos niveles de estrógeno y ayudan a mantener los niveles hormonales equilibrados.

Son densas en energía y sacian mucho, estas te hacen sentir lleno y, por lo tanto, facilitan el control del peso en dietas.

Las semillas de lino tienen un alto nivel de fibra, es por ello que nos ayudan a depurar nuestro cuerpo eliminando toxinas, sus fitoquímicos fortalecen el sistema inmunológico, además tienen una buena cantidad de vitamina E, además de ayudarnos con los problemas de la piel y el cabello.

¿Cómo tomar las semillas de lino o linaza?

Lo más importante que debemos de saber es que hay que molerlas antes de ingerirlas. Nuestro organismo no puede absorber todos sus nutrientes sin haberlas molido previamente. También te recomendamos encarecidamente, que consultes con tu médico de cabecera o dietista si consumes habitualmente este tipo de semillas. Y que si al tomarlas notas cualquier cambio en tu organismo, hagas lo propio.

No hay que sobrepasar los 20 mg por día (dos cucharadas).

Una vez hecho esto se pueden tomar:

  • En batidos o yogures.
  • En ensaladas o sopas.
  • Incorporándolas a panes, bizcochos o panes.

Contraindicaciones de las semillas de lino

  • Embarazo y lactancia (consultar con el médico).
  • Menores de 12 años en caso de inflamaciones gástricas o intestinales.
  • Personas con obstrucción intestinal, estrechamiento de esófago o enfermedad de Crohn.
  • Individuos con la tensión arterial baja.
  • Diabéticos (consultar con el médico).
  •  Si consumes medicamentos por motivos de una enfermedad, debes consumir las semillas de lino 3 horas antes o 3 horas después, ya que el poder de absorción de la linaza podría reducir las propiedades del medicamento.
  • Personas con problemas de hemorragias.