Veganos y Vitamina D

Veganos y Vitamina D
Otros

Veganos y Vitamina D

La vitamina D mantiene nuestros huesos sanos al ayudar a controlar la cantidad de calcio y fosfato en nuestro cuerpo. También parece mantener nuestros músculos sanos.

Algunas personas dicen que la vitamina D no es realmente una vitamina porque podemos producirla cuando nuestra piel está expuesta a la luz solar. Sin embargo, durante los meses en que no estamos expuestos de manera continuada a la luz solar, debemos de tener en cuenta este hecho para no tener deficiencia.

 

¿Qué dice La Wikipedia sobre la vitamina D?

La vitamina D está representada por dos compuestos liposolubles: la vitamina D2 (ergocalciferol) y la vitamina D3 (colecalciferol):

La vitamina D2 se produce en las plantas, en los hongos y en las levaduras por la irradiación solar a partir del ergosterol.

La vitamina D3 es producida en la piel del ser humano y de otros animales, a partir del 7-deshidrocolesterol (derivado del colesterol) por acción los rayos UVB (290-310 nm) de la luz solar.

 

La vitamina D es un nutriente necesario para todos nosotros. Esta vitamina ayuda al organismo a absorber el calcio, un mineral necesario para tener huesos fuertes. Junto con el calcio, la vitamina D ayuda a prevenir la osteoporosis, una enfermedad grave que hace que nuestros huesos se vuelvan más frágiles y sean más propensos a diversas fracturas.

Se puede obtener por dos vías: por la ingesta de alimentos que la contengan, o por metabolismo del colesterol por la exposición a los rayos ultravioleta del sol.

También, al cuerpo le hace falta la vitamina D para otras funciones. Los músculos la necesitan sobre todo para el movimiento; y los nervios para mandar mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo humano. No menos cierto, es que esta vitamina es fundamental para que el sistema inmunitario pueda luchar contra las bacterias y los virus que lo atacan.

Disponibilidad de vitamina D en los alimentos vegetales

Existen dos tipos de esta vitamina, la D2 (de origen vegetal, presente en cantidades muy pequeñas en algunos alimentos) y la D3 (de origen animal, presente en alimentos como el pescado azul, hígado, huevos y lácteos).

Como os hemos comentado, en los alimentos de origen vegetal es bastante difícil encontrar vitamina D y en cantidades bajas. Tienen vitamina D algunas setas, como los rebozuelos o los champiñones (si han sido expuestos a la luz solar o a la luz UV-B). Es por esto, que los vegetarianos, y especialmente los veganos, deben asegurar sus reservas de vitamina D estando al aire libre todos los días e intentando permanecer más tiempo en aquellas épocas de menos exposición solar.

Por supuesto, y hay que hacer hincapié en ello: Usar protector solar a la hora de tomar el sol es la mejor protección contra el cáncer de piel, sin mencionar que mantiene la piel joven. Proteger nuestra piel de los dañinos rayos UVA y UVB no solo previene el envejecimiento prematuro y las manchas solares, sino que también puede salvarnos la vida. Hay que recordar que los rayos UV del sol son más intensos entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

Suplementación

Las Asociaciones Americana y Canadiense de Dietética recomiendan a los vegetarianos y veganos que exponen su piel al sol con poca frecuencia (como por ejemplo aquellas personas cuyos horarios de trabajo les impidan exponerse al sol con frecuencia), que tomen suplementos de vitamina D.

El déficit de vitamina D es bastante habitual en toda la población (en todo tipo de dietas), por lo que conviene no descuidar su control. Si somos vegetarianos o veganos deberemos de controlar un poco más nuestra exposición solar en invierno y consultar con un médico si creemos que no estamos tomando el sol lo necesario.
Si nuestro médico o dietista nos aconseja tomar un suplemento, tenemos que tener en cuenta su procedencia.
.
La inmensa mayoría de suplementos de vitamina D3 no son veganos. Lo más habitual es que se obtengan de grasa de pescado. Otros se fabrican usando lanolina, una sustancia que se extrae de la lana de las ovejas.
Y tal y como comentan en el blog de Dime que Comes, al comprar un suplemento de vitamina D, para que sea vegano debe ir etiquetado como tal, con la V-label, o indicando “vegan” en el envase. En ese caso están fabricados con líquenes o con hongos irradiados con luz ultravioleta.
.
Estos complementos no son muy habituales y no los recetan por la Seguridad social. Se suelen adquirir por Internet o en tiendas especializadas ya que no los suelen tener en las farmacias. Hay que tener en cuenta también, que su precio es bastante más elevado.
.
Para finalizar, comentarte que por favor, si estás preocupado por algún aspecto de tu alimentación, consulta con tu médico/a o un/a nutricionista. Hablar sobre el uso de suplementos/vitaminas con un/a profesional de la salud te ayudará a asegurarte de que la toma es adecuada y correcta para ti.

 

Fuentes: Wikipedia, NIH, Pro Veg, Uve, Hazte Veg, Dime que Comes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.